Select Page

Alrededor de cuarenta actores caracterizados, pertenecientes a la colectividad suiza realizaron una teatralización en vivo en el Primer Festival Internacional de Cine (FICER). Se trató de Arribo a las tierras de Urquiza.

En esta primera edición del FICER, organizada por el Gobierno de Entre Ríos a través de la Secretaría de Turismo y Cultura, la perspectiva internacional surge a raíz del trabajo realizado con las embajadas de Francia y Suiza, que se hicieron presentes no sólo con las producciones audiovisuales sino también con las comidas que se ofrecieron en el patio gastronómico. La organización se propuso trabajar con estos países por la incidencia de esta corriente migratoria en la provincia.

La intervención formó parte de la performance del Centro Valesano de Colón y el Centro Saboyano de Villa Elisa que arribaron para plasmar un relato teatralizado. El contingente llegó proveniente del Museo Provincial y Monumento Nacional Molino Forclaz de la ciudad de Colón, donde desarrollan habitualmente la actividad.

El grupo entró en escena en el Festival y sorprendió al público con la representación del desembarco de los migrantes. En una noche especial, los artistas vistieron trajes de época para relatar la llegada a estas tierras. El espectáculo contó con la participación activa del público, música típica, bailes, y convite de pan casero.

Testimonios

Rosana Forclaz y Ramiro Martínez, madre e hijo integrantes del grupo, contaron: “Nos encanta la experiencia de venir a Paraná a representar la rica historia de la Colonia San José. Es un orgullo muy grande estar en un evento como éste, representando a nuestra comunidad”.

Para culminar la dramatización, deleitaron al público con comidas típicas de las colectividades, realizaron demostración y degustación de sus platos emblemáticos raclette y fondu bourguignonne.

Cine y gastronomía

La Asociación Celíacos de Entre Ríos fue convocada para brindar una alimentación adecuada a quienes no pueden consumir trigo, avena, centeno o cebada. Sobre este tema, Carla afirmó: “Hay un trabajo detrás de esto, producimos el día anterior y venimos acá con todo fresco para que puedan venir y sentirse cómodos, y comprar con toda tranquilidad”. También agregó: “Un celíaco siempre queda de lado o se lleva la comida, o come en la casa, esto es para que haya un lugar apto en todos los eventos, nosotros estamos para que esto se visibilice siempre”.

Chip House es el emprendimiento de  venta de papas fritas con distintas combinaciones de salsas y topping de Jorge Gulla, inspirado en una empresa holandesa, que participa por primera vez de este tipo de eventos: “Estamos gratamente sorprendidos por la gran cantidad de gente que ha venido, la buena organización y el armado del evento; estamos muy agradecidos por esta oportunidad”, concluyó el emprendedor paranaense.

Al igual que Gulla, Leandro Sabat y su combi de helados Amont también participa por primera vez de este tipo de evento gastronómico y cultural: “La respuesta de gente ha sido excelente. Las personas vienen y se sacan fotos en la combi, se sorprenden con los gustos y las combinaciones. Es una maravillosa experiencia”, terminó diciendo.

Desde el stand de comidas étnicas, también se refleja nuestra descendencia multicultural con gastronomía de Brasil, comidas típicas cubanas y de Medio Oriente como el shawarma. Emiliano López se mostró muy entusiasmado con la propuesta del patio gastronómico y su vinculación con la exhibición cinematográfica del FICER: “Todo es arte, también la gastronomía es un arte que se globaliza. Todos tenemos algo de artistas por eso venimos a trabajar en el Festival”.

Las bebidas en el patio gastronómico llevan la impronta de la tendencia creciente del público entrerriano hacia la cerveza artesanal. En conversaciones con el Equipo de Cerveza Oro Verde, Javier Fontana se refiere a la importancia de un patio gastronómico en estos eventos. “Siempre ayuda, atrayendo público externo al Festival para compartir un momento, comer, tomar y conocer de qué se trata”. En cuanto al gusto de los cerveceros manifestó: “Está repartido: un cincuenta por ciento pidió algo fuerte y el otro cincuenta algo suave”, finalizó.

Asociaciones cinéfilas

En el Centro Provincial de Convenciones se encuentran los stands de entidades cinéfilas que se dan cita en el FICER: Relámpago Verde, Paraná International Film Festival y Asociación de Realizadores Audiovisuales de Entre Ríos (Araer) que se vinculan con el público que asiste a las Proyecciones del Festival.

Franco Giorda, integrante de uno de los grupos, destacó: “Desde el Relámpago Verde seguimos apostando al cine en la sala de cine. Lo que pasa en el Festival es bueno. No es lo mismo ver películas solo en tu casa, en un monitor, que en pantalla con la tecnología adecuada para tener esa experiencia estética. Estas instancias, en las que organizamos todo lo que tenga que ver con ir a ver una película al cine, nos parecen buenas”.