La actriz Leonor Benedetto destacó las oportunidades que brinda el festival de cine de Entre Ríos

La actriz Leonor Benedetto destacó las oportunidades que brinda el festival de cine de Entre Ríos

En el marco del Festival Internacional de Cine de Entre Ríos, el gobernador Gustavo Bordet recibió a la actriz Leonor Benedetto, quien destacó la importancia del evento y sobre todo el espacio que se brinda a los más jóvenes.

Benedetto destacó “la profundidad” de este festival y las posibilidades que abre en el ámbito cultural. “Lo que hemos logrado este año es una especie de semillero para los más jóvenes con la sección de 14 a 17 años, que superó ampliamente nuestras expectativas”, indicó la actriz y expuso su “satisfacción y emoción” de poder generar en los jóvenes “conocimiento, entusiasmo y darles herramientas para que puedan expresarse”.

Hizo referencia a su pertenencia entrerriana y apuntó: “Se lo dije al gobernador, yo quiero ganarme el derecho a ser entrerriana y que no pregunten más si soy entrerriana. Que lo sepan y me reconozcan como se reconoce a los parientes”.

De la reunión participó la secretaria de Turismo y Cultura, Carolina Gaillard, quien puso de relieve el éxito que tiene este encuentro cultural ya sea con la programación oficial iniciada el martes, donde hubo proyecciones a sala llena, como también con las actividades previas al festival, como las capacitaciones o el concurso audiovisual para jóvenes que se llevó a cabo precisamente por iniciativa de Benedetto.

“Para nosotros es un honor que Leonor Benedetto sea la madrina de nuestro festival porque además es una actriz con una trayectoria muy larga, muy prestigiosa y es entrerriana. Ella ha tomado un compromiso con el festival que excede el madrinazgo formal ya que también se ha comprometido con una sección que es el concurso de videos para jóvenes de 14 a 17 años”, explicó Gaillard.

Indicó que con el gobernador estuvieron dialogando sobre la convocatoria que tuvieron las actividades previas al festival, como las capacitaciones y los concursos, como así también de la importancia de que el Estado entrerriano brinde apoyo a la cultura.

Advirtió sobre el contexto complicado que vive el país y destacó la decisión del gobernador de sostener este festival en Entre Ríos que no sólo contempla la proyección de películas y el intercambio entre realizadores, sino que también significa “un espacio de encuentro de la gente”.

Comentó asimismo que el festival significa un puntapié para un plan ambicioso que posee la provincia en el campo de una industria, “muy potente en lo económico y generadora de puestos de trabajo”, como es la audiovisual; y remarcó: “Estamos dándonos un plan que puede disparar seguramente en una carrera de cine en nuestra provincia o en una ley de fomento para que nuestros realizadores se queden en Entre Ríos y puedan filmar con apoyo del gobierno”, dijo y destacó la decisión del gobernador de otorgar este año premios a las distintas categorías que participan del festival. “Es un gran esfuerzo que se está haciendo porque nuestro gobernador cree en la cultura y en la industria audiovisual”, expresó Gaillard.

Detalles del festival

El Segundo Festival Internacional de Cine de Entre Ríos, que se inauguró el martes, se lleva a cabo en la ciudad de Paraná hasta el 19 de este mes con acceso libre y gratuito.

El polo turístico cultural compuesto por el centro cultural La Vieja Usina, el Instituto Audiovisual de Entre Ríos y el Centro Provincial de Convenciones es la sede de este encuentro que cuenta con participación nacional e internacional y que apunta al desarrollo de la industria audiovisual entrerriana. La diversidad de producciones internacionales, la puesta en valor del cine entrerriano, los invitados notables y las capacitaciones son algunos de los rasgos distintivos de esta edición.

La programación del Festival estuvo a cargo de realizadores entrerrianos. La cineasta paranaense Celina Murga, como directora artística; y Nicolás Herzog y Maximiliano Schonfeld, en el rol de programadores, oriundos de Concordia y Crespo, respectivamente.

En total, se exhiben en el festival 96 películas entre cortometrajes y largometrajes. Muchas de las realizaciones han sido premiadas y otras serán estrenadas en el marco de este evento.

El Festival está conformado por ocho secciones de proyección: Cine Nacional, Cortometraje Entrerriano, Videos 14-17, Cine Internacional, Foco en Italia, Clásicos Italianos, Cine Infantil y Cine Entrerriano. Además, el FICERmóvil recorrerá la provincia proyectando películas.

En la jornada inaugural, el martes, se proyectaron dos películas: La Camarista (México 2018), con la dirección de Lila Avilés y con la presencia de su protagonista, Gabriela Cartol.

También se proyectó Il Gatopardo (Italia 1963) con dirección de Luchino Visconti. La función se realizó en la Sala Verónica Kuttel del centro cultural La Vieja Usina.

La actividad continuará diariamente con diferentes proyecciones, hasta el sábado. La programación completa, con sinopsis, días, horarios y avances de las películas, se puede consultar en el sitio web http://ficer.com.ar/

Charlas formativas en el FICER: Koza, Fahdel, Spregelburd

Charlas formativas en el FICER: Koza, Fahdel, Spregelburd

El 2° Festival Internacional de Cine de Entre Ríos (FICER) contó con una serie de instancias formativas a cargo de actores, críticos y directores. Bajo el formato de charlas con el público se desarrollaron encuentros sobre actuación, formación de espectadores y sobre el cine como una parte importante de la vida misma.

Uno de los participantes fue el reconocido actor Rafael Spregelburd, quien estuvo a cargo del Taller sobre Actuación en Cine y Teatro. En relación a su participación en el FICER como formador y como parte del reparto de Baldío, de Inés de Oliveira Cézar sostuvo: “Siempre estar en los festivales de cine es muy bueno porque como la película viaja sola, uno jamás se entera de cuáles son las reacciones. La manera más razonable y más lógica de comprender lo que uno ha hecho es cuando hay un diálogo permanente”. A esto agregó: “El hecho de que los festivales no solo ocurran en las grandes ciudades, sino que tengan este espíritu federal, es la única manera de incluir miradas ajenas y enriquecer los sistemas de producción de sentido”.

La actividad formativa que llevó adelante consistió en una reunión en la que se reflexionó sobre las diferencias entre un actor de teatro y uno de cine. Spregelburd sostuvo que uno de los interrogantes que articuló la propuesta fue “¿cómo se hace para actuar en películas que, a veces, incluso, requieren que no se note que uno está actuando?” De la cita participaron alrededor de sesenta personas. El contexto también fue propicio para la realización de un ejercicio actoral.

En relación a Baldío expresó: “Es una película muy singular que Inés de Oliveira Cézar escribió junto con Saula Benavente, pensándola muy específicamente en su protagonista, Mónica Galán, que murió a comienzos de este año, con lo cual es un guión de una sensibilidad muy inusual, muy extraño. Algunos de los actores no sabíamos de la enfermedad de Mónica, y que se había decidido suspender el tratamiento y filmar esta película como una suerte de último acto de arrojo, así que para nosotros naturalmente la película fue una instancia muy feliz. La película es una especie de cine de autor, ahora, en el que los géneros están tan formatizados y vienen ya tan pre-digeridos por la industria”.

Sobre el hecho de participar en el FICER indicó: “Me pongo torpe con estas experiencias, porque me parece que en teatro ocurren de otra manera: uno viaja a un festival de teatro, lleva la obra, está allí presente, la pelea, la transpira. En los festivales de cine uno está cómodamente instalado en la platea, viendo algo que ya se ha hecho y que no se puede modificar, y siempre nos da una sensación de rara incomodidad y de raro viaje hacia el pasado”.

A propósito del proyecto presentado en el festival denominado Locaciones de Entre Ríos a través del cual se promociona a la provincia como escenario de películas, el actor opinó: “Ya he filmado en Colón. Participé de El escarabajo de oro, de Alejo Moguillansky. Una película que disfruté enormemente, sobre todo, por haber sido filmada en un ámbito tan natural. Así que salir de Buenos Aires para filmar, salir de la comodidad de Palermo, donde se filma el noventa por ciento del cine que se ve, es siempre una aventura. Ojalá existan cada vez más apoyos y fomentos para hacer un cine que muestre todas las realidades del país, todas las gentes del país y todas las locaciones”.

Formación de espectadores

Por su parte, el crítico, docente y programador de festivales Roger Koza sostuvo en relación a este segundo FICER: “Mi experiencia indica que, en general, los festivales definen gran parte de lo que van a ser en el futuro, justamente no en la primera sino en la segunda edición. En la primera nace un conjunto de intenciones, en la segunda esas intenciones se rectifican, se expanden y se vindican de tal forma que, en ese momento, un festival de cine decide lo que va a ser. Lo cual no significa que haya un dogma sobre el Festival sino un camino que se empieza a trazar a partir de un reconocimiento de objetivos e intereses estéticos que empiezan a desarrollarse y a proponerse a una comunidad que vive en Paraná pero que se extiende, porque empieza a venir gente de otros lugares del país, no solamente de la región”.

A su vez, afirmó: “Es importante el hecho que suceda un festival en cualquier región del país que no sea Buenos Aires, donde se concentra el dinero y el capital simbólico, es algo muy valioso. La aparición del Festival en esta región implica una irrupción en la vida cultural que tiene una linealidad, y esto corta esa linealidad, y le permite a la gente hacer una experiencia muy distinta a la que normalmente hace en los pocos cines que tienen aquí, que solamente suelen programar un conjunto de películas que vienen de Estados Unidos, algunas europeas, o alguna película argentina producida desde la televisión”.

Koza también es parte del tribunal de la competencia argentina en el FICER. En ese sentido, dijo: “Estoy ejerciendo una condición que siempre es bastante embarazosa que es la de ser jurado, que siempre es una responsabilidad, de entender no sé si es la mejor película, pero una película que de algún modo se desmarque de algo que comúnmente vemos, y que además al mismo tiempo resguarde la gran tradición cinematográfica que hace que el cine sea el cine y no otra cosa”.

A su vez, señaló: “Respecto de lo que se ha programado en la competencia argentina, hay claramente tres elementos muy precisos que se pueden distinguir. La primera es la no distinción entre documental y ficción, como creo que hoy hay que pensar el cine, lo cual no significa no entender la distinción entre documental y ficción, pero sí reunirlos significa un acto de inteligencia porque para el espectador es el ingreso a pensar primero el cine y no pensar el cine a partir de subgéneros o sus condiciones iniciales relacionadas con lo real, o recrear completamente lo real, o de lo real extraer algo que se convierta en una película. Una segunda distinción tiene que ver con la propensión general de selección de películas de corte independiente. Es decir, La odisea de los giles no está en competencia y eso a mí me parece un dato importante, decisivo, determinante y, desde mi punto de vista, es altamente loable, porque muchas veces hay cierta tendencia de los festivales a jugar a toda costa con traer público. Pienso que tiene que haber un límite en las decisiones estéticas. La tercera distinción es que veo que hay bastantes películas de mujeres, lo cual indica que hay una mirada o una atención puesta en que haya películas de mujeres”.

En cuanto al taller de formación de audiencias, enunció: “Soy un poco reacio a llamar así a estos espacios, no me gusta, porque no es que se trae la verdad, sino que me parece que es un intercambio de alguien que se dedica diariamente a algo, frente a otros que no se dedican a lo mismo. Vine a tratar de revisar si existe la posibilidad de trabajar sobre los hábitos de la percepción, y por lo tanto abrir una experiencia posible a través de algunas indicaciones o herramientas de lectura de un plan”.

El cine como la vida misma

El director iraquí Abbas Fahdel presentó en el FICER su película Yara que recrea una historia de amor en una pequeña villa del Líbano. “He realizado cinco películas: tres documentales y dos de ficción. Tengo otro documental que se va a estrenar el mes que viene en el Festival de Mar del Plata, Bitter Bread. Después de Paraná me voy a Marruecos, luego a Italia, después a España y después vuelvo al Líbano y así sucesivamente. Cuando me invitaron a Paraná, busqué en Google y lo encontré muy parecido al paisaje que amo y dije éste lugar es para mí. Acepté con mucha alegría, por varias razones: porque me encanta Argentina como país, por su belleza, por su gente. Ya he presentado películas en el Bafici, en Buenos Aires, en el Festival de Mar del Plata, adonde volveré en las próximas semanas. El público es muy bueno acá, es crítico, es afectuoso”, manifestó Fahdel.

Frente a la cuestión sobre qué es el cine, el director respondió: “El cine para mí es la vida. Nací en una ciudad muy pequeña, en Babilonia, Irak, y no había medios de distracción, por lo que, desde los cinco años, gracias a mi papá, estoy enamorado del cine, y eso sigue hasta ahora. El cine es una pasión, una pasión que no puede separarse de la vida. Yo trabajo en el cine mientras estoy viviendo. Sin el cine yo no viviría. Mi mujer es pintora y, por mi influencia, ha trabajado en cine, de hecho, me ayudó muchísimo en la realización de Yara, casi ha abandonado la pintura para dedicarse al cine, por lo que sí, la vida es el cine”.

Informes

Secretaría de Turismo y Cultura.

Gobierno de Entre Ríos.

Dirección: Gardel 42 – Paraná.

Teléfono: 0343 – 4207828.

Facebook: Cultura Entre Ríos.

Página Web: http://cultura.entrerios.gov.ar.

Página FICER: http://ficer.com.ar.

Twitter/ Facebook/ Instagram: FicerOK.

Correo: ficerinfo@gmail.com.

Una intervención de la colectividad italiana puso la cuota de humor y música en el FICER

Una intervención de la colectividad italiana puso la cuota de humor y música en el FICER

Durante el 2° Festival Internacional de Cine de Entre Ríos organizado por el Gobierno de la Provincia, a través de la Secretaría de Turismo y Cultura, el público pudo disfrutar entre película y película del canto y la música típicos de Italia, el país de honor.

La tarde del viernes fue amenizada por una intervención teatral de la colectividad italiana que recreó escenas de la inmigración de principios de siglo XX en clave de opereta con la obra Rosamunda.

En esta edición del FICER, la propuesta fue anclar en la cultura italiana como inspiración para una de las secciones de la programación y también para el ambiente que se vive entre películas en el patio gastronómico, ubicado en el centro del Polo Cultural sede del Festival, compuesto por el Centro Provincial de Convenciones, la Vieja Usina y el Instituto Audiovisual de Entre Ríos.

La intervención Rosamunda fue pensada especialmente para el público que decidió acercarse al festival en los días cercanos al fin de semana: “Rosamunda es una obra ambientada en la primera mitad del S. XX, tiene un aire costumbrista, como algunas de las películas que pasan en la sección clásicos italianos. Está inspirada en antiguas costumbres, entre ellas, el intercambio epistolar entre hombres y mujeres que iniciaban un vínculo por esta vía. En este caso, se da el viaje de la chica italiana, Rosamunda, la enamorada, hacia la Argentina para encontrarse con Paolo, su enamorado”, contó Anarossa Petterín, nacida en la región del Friuli y colaboradora en la obra.

La puesta fue presentada por la Familia Piemontesa de Paraná, con la participación del Coro Renata Moro, dirigido por la Prof. Liliana Preto y la asistencia musical de Facundo Paira. La obra es una especie de opereta, pieza musical cuya característica fundamental consiste en contar con una trama inverosímil y disparatada. Está basada en una obra de Sylvia Mayer.

En la obra Rosamunda, la historia relata el viaje de una joven hacia la Argentina en busca de su amor, y ésa es la excusa perfecta para contar todo lo que ese viaje trae aparejado y cómo una cultura se encuentra y se mixtura con la otra. “La obra tiene canciones de esa época de origen italiano, diálogos actuados y también aparece el tango. Hay canciones como El día que me quieras y la Cumparsita”, relató Facundo Paira, el tecladista de la obra. “Queremos que se conozca la cultura italiana a través de esta pequeña intervención y de las películas, que sea todo un conjunto y que se vaya conociendo de a poco”, agregó.

Lo italiano en la identidad entrerriana

La gran corriente inmigratoria que se dio en nuestro país a fines del siglo XIX y principios del XX trajo, entre otros, un gran conjunto de italianos que se afincaron en las diversas zonas de Entre Ríos. Esto dio como resultado un gran sincretismo de costumbres y hábitos que hasta el día de hoy perviven y que constituyen la identidad como argentinos y en la manera de pensar el arte.

Así lo ve Sebastián Tommasi, referente de una de las colectividades que participó de la intervención: “La cultura italiana atraviesa la gastronomía, el cine, la música y la historia. Que nos hayan elegido para estar en el FICER es algo importante para la colectividad, creo que hace a la identidad del entrerriano que está atravesado por muchas cosas. Desde las colectividades creemos que es necesario mostrar lo que somos, no solamente desde el cine, sino también desde el teatro, sector en el cual tenemos muchas personas dentro de nuestra colectividad. Conociendo a la gente desde la cultura se vincula de otra manera”.

Tomassi resaltó la elección de Italia como país de honor y la posibilidad de ver en Entre Ríos películas que están por fuera del circuito comercial: “El festival muestra lo que no vemos, porque comercialmente nos han invadido con otro tipo de cine, ya que lo italiano nos va dando esa sintonía de lo que realmente somos como identidad, de la construcción de la entrerrianía, atravesada por los pueblos originarios y las corrientes inmigratorias. Creo que el cine y la colectividad italiana van de la mano. Y trabajar este Festival con la Embajada y el Consulado brinda la posibilidad de generar vínculos con festivales de cine que se hacen en Italia”.

Informes

Secretaría de Turismo y Cultura.

Gobierno de Entre Ríos.

Dirección: Gardel 42 – Paraná.

Teléfono: 0343 – 4207828.

Facebook: Cultura Entre Ríos.

Página Web: http://cultura.entrerios.gov.ar

Página FICER: http://ficer.com.ar/

Twitter/ Facebook/ Instagram: FicerOK.

Correo: ficerinfo@gmail.com.

El FICER sobre ruedas

El FICER sobre ruedas

El FICERmóvil realizó sus tres primeras funciones en localidades entrerrianas. Éstas fueron en Médanos (Gualeguay) donde la unidad móvil de cine proyectó el martes; en San Justo (Concepción del Uruguay), el miércoles; y en Federal, el jueves.

La pantalla itinerante cierra hoy su recorrido en San Gustavo (La Paz). El camino que traza el FICERmóvil tiene como objetivo federalizar el Festival Internacional de Cine de Entre Ríos (FICER), organizado por el Gobierno entrerriano a través de la Secretaría de Turismo y Cultura con epicentro en Paraná, generando nuevos públicos y democratizando el acceso al cine.

Durante las proyecciones del FICERmóvil se comparten momentos de mucha emoción en el territorio entrerriano y se brinda la posibilidad para las comunidades de ser parte del Festival. Para esta edición, el equipo de programadores decidió que por la sección Cine Infantil el público pueda disfrutar de El libro de Lila, de la colombiana Marcela Rincón; por la sección Cine Internacional de La flor de la vida, de las uruguayas Claudia Abend y Adriana Loeff; por la sección Cine Entrerriano de Amateur, de Néstor Frenkel; y por la sección Cortometrajes Entrerrianos de La solapa, de Laura Sánchez Acosta y Al caer el sol, de Eliana Digiovani.

Criterio de proyección

“Desde el Instituto Audiovisual de Entre Ríos (IAER), hacemos un paquete con películas del Festival: una infantil y una infanto- juvenil, una producción entrerriana y una producción internacional. Y muchas veces trabajamos y seleccionamos de acuerdo al criterio del municipio, de acuerdo a la identidad de ese municipio o en función del público que puede llegar a participar”, informó Julio Gómez, director del IAER.

“Es importante tener en cuenta que ellos están en horarios escolares. En el caso de Médanos fue un éxito el día de esa proyección porque fueron 25 personas las que asistieron, que son todos los niños que habitan ese pueblo. El cine va a comunidades muy pequeñas, por eso el parámetro para medir cantidad de espectadores es distinto. Por ejemplo, en San Justo, que fue la segunda noche, fue más gente porque están cerca de otras localidades y hay más escuelas”, explicó Gómez. “El objetivo es acercar el FICER a la Entre Ríos profunda”, definió.

Por eso en el criterio de selección de los lugares se privilegian sitios en los que no hay otra forma de que llegue el cine, más allá del Cinemóvil.

“Cuando llega el FICERmóvil y empieza a instalarse con toda su infraestructura, los gurises empiezan a dialogar con el proyectorista, que les cuenta qué es lo que estamos haciendo en el FICER, qué es lo que se va a ver y se pasa: un corto entrerriano, nuestro arte del Festival y luego la película. Además, cada municipio prepara una merienda para los niños. Se genera ese clima de fiesta, que es lo que nosotros estamos viviendo aquí en el Festival”, detalló Gómez.

Cine de costa a costa en simultáneo con Paraná

En simultáneo con la apertura del FICER en Paraná, el día  martes inició FICERmóvil en la Escuela Primaria N°1 Domingo Faustino Sarmiento de Médanos, luego siguió camino a la costa del Uruguay. Patricia Viganoni, coordinadora del Museo de la Colonia y la Avicultura de la Municipalidad de San Justo, manifestó su satisfacción y, entre otras, cosas dijo: “Estamos súper contentos de que hayan elegido a San Justo y a través del museo proyectar estas películas. Realmente es una gran alegría ser sede en la costa del Uruguay de este importante Festival Internacional. Hemos tenido una gran audiencia; conocíamos al Cinemóvil y ahora con el FICERmóvil sólo nos queda agradecer”.

La proyección del miércoles en esa localidad se concretó en la sede del Club Unión y Recreo de San Justo. “A pesar de la lluvia los vecinos se han acercado, los niños con sus abuelos, con sus hermanitos. El horario que fijamos lo hicimos justamente en función de que todos puedan venir. Para una localidad de tres mil habitantes, que un miércoles a esta hora se den cita más de cien personas, nos habla de la excelente imagen del FICERmóvil. Las películas son de calidad, y lo que hace el Instituto Audiovisual de Entre Ríos de poder acercarnos cine todo el año es muy valorable”, agregó la coordinadora del museo.  Viganoni destacó además a los proyectoristas y trabajadores que apuntalaron la actividad: “Es digno de valorar el esfuerzo de las personas como Fabián y Marcelo que viajan llevándonos el cine tantos kilómetros sin importar si proyectan para cinco o para cien”.

En Federal, el jueves, se realizaron las proyecciones a partir de las 18.30 en el Salón Municipal Cultural Roberto Aizenber.

La última pantalla del recorrido del FICERmóvil se levantará este viernes 18 en San Gustavo, a partir de las 19, en el Salón Municipal Cultural de la localidad. La entrada a todos estos eventos, como al resto de las actividades del FICER, es libre y gratuita.

 Informes

Secretaría de Turismo y Cultura.

Gobierno de Entre Ríos.

Dirección: Gardel 42 – Paraná.

Teléfono: 0343 – 4207828.

Facebook: Cultura Entre Ríos.

Página Web: http://cultura.entrerios.gov.ar

Página FICER: http://ficer.com.ar/

Twitter/ Facebook/ Instagram: FicerOK.

Correo: ficerinfo@gmail.com

FICER: exhiben los cortos de estudiantes secundarios entrerrianos

FICER: exhiben los cortos de estudiantes secundarios entrerrianos

Durante la tercera jornada del 2° Festival Internacional de Cine de Entre Ríos (FICER) comenzó la proyección de los videos producidos por estudiantes, entre 14 y 17 años, que se capacitaron con la Asociación de Realizadores Audiovisuales de Entre Ríos (Araer). La iniciativa fue una idea de la madrina del festival, Leonor Benedetto.

Las realizaciones de los alumnos secundarios se exhibieron en la sala 1 del Centro Provincial de Convenciones (CPC). Los jóvenes asistieron a ver sus propias realizaciones junto a compañeros y amigos. En la función, en la que los cortometrajes se pasaron en loop (uno tras otro), se reunieron unos 40 alumnos de distintas localidades como San Benito, Feliciano, Sauce Montrull, Colón y Paraná. 

Amadeo Giesenberg, alumno de la escuela República Oriental del Uruguay de Colón, es autor de Sátiras de mi cordura, uno de los 42 videos de la sección. “Siempre fui muy fan de la literatura, pero conocer el cine, gracias a un amigo, me hizo dar cuenta de que, si bien la literatura y el cine son dos cosas muy distintas, pude notar que, en su esencia, son muy parecidos. El fin es transmitir un mensaje y una opinión y, sobre todo, entretener y hasta enseñar algo”, dijo. Como consecuencia del proceso anterior, el joven indicó: “Me vino el impulso de participar, aunque debo reconocer que un par de veces casi me rindo” y agregó: “Participar en un festival como es FICER es una experiencia genial, siempre deseé que exista un plan en mi provincia que fomente el arte, la cultura y en ser parte de eso. Siento que formo parte de algo grande y muy bueno. El simple hecho de participar te da una experiencia impresionante y divertida, me siento agradecido”.

Por su parte, Milena Wiebke, docente de alumnos de la escuela Evita de San Benito que hicieron el corto Semana de la memoria, indicó: “En nuestra escuela no se hace un acto formal por el Día de la Memoria, simplemente se conmemora haciendo pequeños debates en las clases. Por eso, desde el taller de producción audiovisual lo trabajamos. Se hizo una investigación a partir de diversas lecturas, personajes y situaciones y eso es lo que representaron en la producción audiovisual”. En otro orden, afirmó: “Mis alumnos no tenían idea de cómo era un Festival, y solo se lo imaginan, por lo cual la expectativa es maravillosa. Están muy felices y orgullosos de poder participar”. 

Otro testimonio lo aportó Alejo Areguati de Colón, quien dirigió el corto Fantasma en el Parque. “El año pasado comenzamos un taller de cine y nos interesó muchísimo, gracias a nuestra profesora Ana Ceijas. Nos presentamos al concurso para probar, sin tanta expectativa y finalmente nuestro corto quedó seleccionado. Fue una gran alegría. Viajamos a Paraná, conocimos a muchos profesionales del cine y aprendimos un montón. Fue tan así que mejoramos la idea del audiovisual y lo logramos. Quedó una pieza que resultó seleccionada y estamos muy conformes con el resultado”.  

La mirada de una formadora

Una de las capacitadoras de los estudiantes fue la realizadora Florencia Curi. Ella indicó: “Vengo trabajando hace tiempo en las capacitaciones para jóvenes, sobre todo a través de Araer. Siempre estamos en constante debate respecto a las nuevas generaciones y a la creación de oportunidades que nosotros no tuvimos cuando fuimos jóvenes. Dentro de las artes, el cine es la menos convencional. Antes te formabas a pulmón. Si bien ahora sigue siendo igual, creo que los chicos tienen mejores oportunidades y más acceso a las tecnologías que ayudan un montón. Esto es muy bueno para que el cine pueda crecer y desarrollarse en Entre Ríos”.

En relación al modo en que se llevaron adelante los encuentros con los adolescentes sostuvo: “Una va con ciertas expectativas, las cosas terminan dándose para otro lado diferente y te sorprenden. Puede parecer que los chicos son apáticos pero la verdad es que no: te están escuchando y me di cuenta de que absorbieron todo, que tienen esa sed de conocimiento con algo que les gusta, que les es cercano, que no lo ven como algo utópico”. 

Por otra parte, señaló: “Los chicos tienen muchísimo para decir y saltan temáticas muy actuales, propias de la adolescencia de hoy que no tiene nada que ver con la nuestra. Entonces, abrieron una puerta para poder contar historias que son de ellos y que solo ellos las pueden contar. Esto suma mucho como herramienta de trabajo para la escuela, inclusive”. 

En cuanto a la formación en artes audiovisuales, señaló: “Hay que ver bien cuál va a ser la forma en la que se va a ir dando a futuro. Nos parece importante que con la ley de cine se puedan establecer pautas que tengan que ver con las escuelas y que no quede como algo aislado”.

La voz del jurado

Agustín de Torres también es miembro de Araer y es uno de los miembros del jurado. “En mi caso, me tocó ser jurado y a través de esta tarea pudimos dar un cierre a una experiencia que visibiliza una gran necesidad territorial, que es la de poder saber cómo decir. Muchas veces los contenidos que muestran los medios y a los que accedemos cotidianamente a través de las distintas plataformas están mediados por un filtro que no nos deja ver las distintas voces. El espacio del Festival, y el de este concurso en específico, creo que permite abordar las problemáticas y estéticas propias de los jóvenes y adolescentes que muchas veces están ausentes en los discursos mediáticos”. 

Ante este diagnóstico, opinó: “En este sentido, considero que es menester ampliar los horizontes a las nuevas plataformas. El mensaje hoy en día se produce para la convergencia y desde la convergencia; el mensaje es ubicuo y divergente. La cultura digital hace temblar las estructuras y propone nuevos espacios. El mensaje se bifurca y se mete en nuestras vidas cotidianas. El cine, con un gran dejo nostálgico, recupera la experiencia colectiva y simultánea, pero no por ello debemos dejar de pensar en esas otras formas de decir y hacer”. 

Finalmente, sostuvo: “Desde Araer celebramos la existencia del festival. El FICER no es la primera experiencia de Festival de Cine de la provincia, sí la primera impulsada a través del Estado, lo que le aporta una proyección en el tiempo más sustentable y denota la importancia de la gestión de gobierno por revalorizar la cultura, el capital simbólico y, sobre todo, el desarrollo de la industria creativa entrerriana”. 

Continuación

El visionado de los videos realizados por los adolescentes entre 14 y 17 continuará este viernes y sábado a las 14 en la Planta Baja del CPC. 

Informes

Secretaría de Turismo y Cultura.

Gobierno de Entre Ríos.

Dirección: Gardel 42 – Paraná.

Teléfono: 0343 – 4207828.

Facebook: Cultura Entre Ríos.

Página Web: http://cultura.entrerios.gov.ar.

Página FICER: http://ficer.com.ar/.

Twitter/ Facebook/ Instagram: FicerOK.

Correo: ficerinfo@gmail.com

 

Gurises en las salas del FICER

Gurises en las salas del FICER

Los niños y niñas tienen su sección específica dentro del 2° Festival Internacional de Cine de Entre Ríos, organizado por el Gobierno entrerriano a través de la Secretaría de Turismo y Cultura. Muchos de ellos asisten, en estos días, por primera vez en sus vidas a la experiencia de una proyección audiovisual en sala con pantalla grande.

Estos pequeños espectadores son el nuevo público entrerriano para las películas de hoy y del futuro. “Este Festival tiene varios objetivos, entre ellos, construir públicos para que vean las películas de nuestros realizadores; formar nuevas audiencias, por eso la sección de Cine Infantil y la sección Videos para Jóvenes entre 14 y 17 años”, había anunciado la secretaria de Turismo y Cultura, Carolina Gaillard, durante el acto de inauguración del FICER, el martes por la noche.

En la edición 2018, más de 700 gurises de Paraná y La Paz disfrutaron la proyección de cortos infantiles en pantalla grande. Este año, la invitación a la sección específica incluye tres largometrajes que tienen su estreno nacional en esta fiesta cultural. La mexicana La leyenda del chupacabras, la colombiana El libro de Lila y la entrerriana Ando cantando conforman la oferta de películas de la sección Cine Infantil del FICER 2019. Las tres son aptas para todo público. 

Esta sección “es una continuidad de la propuesta que el año pasado se había hecho desde Cultura con la idea de ocupar un espacio en la grilla dentro del horario de la siesta con películas infantiles, bien populares, con la posibilidad de acceso para un público que no está acostumbrado a ver cine”, señaló Nicolás Herzog, del equipo de programadores del FICER.

Desde los barrios

Llegaron corriendo y ocuparon todo el espacio con sus juegos. Luego se acomodaron y se asombraron ante la dimensión de la pantalla, “esta tele tan grande”. Después vino la oscuridad y el disfrute de la película. A la salida, muchos se asombraron también con el paisaje y con cómo se ve el río desde el Centro Provincial de Convenciones. 

Unos 400 niños y niñas se acercaron el jueves hasta el Festival desde los barrios Bajada Grande, Paraná V, Paraná XVI y Anacleto Medina sur y norte; así como de las vecinales Antártida Argentina, 33 orientales, San Martín, Pablo Balbi, Santa Lucía, Artigas, Rocamora, Güiraldes, 1° de Julio y Villa Sarmiento. Además, llegó un contingente de chicos de la localidad de Villa Fontana, departamento Paraná. Son chicos de todas las edades, algunos vinieron con sus familiares, otros con sus docentes o coordinadores barriales.

Federico Prieto, director de Formación y Diversidad de la Secretaría de Turismo y Cultura, responsable de la articulación con el Instituto Becario Provincial, explicó que una parte de los asistentes fue a través del programa Educando en Movimiento –de ese instituto-, con presencia en 37 barrios de Paraná. “También se trabajó articuladamente con organizaciones de base que tienen trabajo territorial, con vecinales, con agrupaciones sociales y merenderos”, añadió. “El cine, como toda producción artística y cultural, tiene que ser accesible a todas las capas sociales y a todas las franjas de edades. Creo muy necesario no solo que vengan hacia el Festival, sino también que el FICER pueda llegar al territorio. Esta última es una faceta que sin dudas seguiremos trabajando como tarea pendiente para futuras ediciones, imitando un poco la impronta que lleva adelante el FICERmóvil. Me parece interesante que todos los niños y niñas puedan dimensionar también el imaginario que les provoca mirar una película en una sala tan grande y, sobre todo, que los espacios se abran para ser habitados, porque son espacios del Estado y son de todos y todas”, consideró Prieto.

“Está buenísimo que los chicos puedan venir y tener la posibilidad de ver una película. Incluirlos en un festival de cine es genial”, opinó Victoria, quien llegó hasta el CPC con nueve chicos del barrio Paraná V. Alexis, de la Vecinal Güiraldes, en la zona del Paraná XIV, acompañó a una docena de pequeños: “Nos enteramos de este Festival por el Instituto Becario y por la TV. Kevin se acercó desde el barrio Santa Lucía con 25 chicos: “Se ponen contentos de que vienen a ver una peli porque no vienen muy seguido a lugares como éste. Que conozcan cómo es un festival de cine y se lleven una sorpresa”, dijo. 

“Unas chicas me dijeron que es la primera vez que vienen a un cine. El hecho de que se suban al colectivo con una emoción enorme para venir acá, es hermoso”, comentó Eliana, de San Agustín. “Está bueno que vivan la experiencia de venir a ver una película, que se la van a acordar el resto de su vida. Creo que quedan fascinados al venir a lugar tan imponente como éste”, agregó Nélida, de la Vecinal Pirola. Entre las dos tenían 26 chicos a cargo. 

“Es la segunda vez que participamos. Me parece muy bueno que los chicos estén presentes en el Festival y hagan una salida. Hay muchas personas de los barrios que no tienen la posibilidad de hacer un paseo como éste”, dijo Enzo, uno de los coordinadores a cargo de un numeroso grupo de la Vecinal 1° de Julio.

El jueves 17 de octubre, durante la tercera jornada de festival, se proyectó El libro de Lila (Marcela Rincón, 2017, 76´) en la sala mayor del Centro Provincial de Convenciones. Quienes asistieron al visionado se encontraron con la historia de Lila, un personaje de un libro de cuentos infantiles que repentinamente se sale de su mundo y termina atrapada en un lugar al que no pertenece. Lila descubre que la única persona que puede salvarla es Ramón, pero que al crecer dejó de creer en la fantasía. El ingenio de Manuela traza un plan para convencer a Ramón y poder ayudar a Lila. La película plantea un viaje hacia la memoria y el amor a la naturaleza, con una belleza visual que permite escuchar otras voces y musicalidades, a la vez que percibir diversos tonos de piel.

Votan todos

A la salida, el público infantil ejerció su derecho al voto. En el FICER, el premio mayor es la estatuilla Ojo Pez y la otorgan los espectadores rasgando su puntaje y colocando el papel en una urna después de la función. La categoría Cine Infantil compite por esta obra creada por el artesano Rómulo Vidal.

“Me gustó, estuvo buena”, expresó Jimena, de Rocamora, sin develar su voto. “La disfruté mucho, me gustó que el árbol sea mágico. Es lindo venir, es mi segunda vez”, indicó Emanuel. “De la película me gustó el hombre, Ramón. Sería lindo volver”, señaló Almendra. 

Laura es madre, pero vino sola a ver la función infantil: “Me fascinan las funciones infantiles. La película es súper latinoamericana, con ese modo de hablar y la forma muy propia de Latinoamérica. Con esta idea del ambiente y de la naturaleza. Los dibujos y el registro de habla muy hermosos y muy nuestros”.

Julieta, mamá de un nene de 4 años, expresó que a su hijo le llamaba la atención la parte musical que acompañaba algunas escenas y que se enganchaba en los momentos de mayor tensión: “Creo que fue una linda experiencia para charlarla después con él. Pienso que está bien planteado el tema de cómo mantener algo en el recuerdo para darle vida eterna. Es genial que la cultura sea para todos y masiva, es el motor social para la transformación”, compartió.

Lo que sigue de la Sección Infantil

El viernes 18 a las 15, en el 1° piso del Centro Provincial de Convenciones, se proyectará La leyenda del Chupacabras, una animación mexicana de 82 minutos, realizada en 2016 por Alberto Chino Rodríguez. Después de su aventura con las Momias de Guanajuato y en plena guerra de independencia, Leo San Juan es confundido con un rebelde insurgente por los soldados del ejército realista en su camino de regreso a Puebla, por lo que es hecho prisionero. Mientras está encerrado en un viejo convento abandonado junto con otros rebeldes aparece un espantoso monstruo alado: el Chupacabras, quien ataca a presos y guardias por igual. Abandonado a su suerte, Leo deberá combatir al monstruo y escapar antes de que los realistas dinamiten el convento. Mientras lucha por sobrevivir, descubrirá el secreto detrás del Chupacabras y tendrá que tomar la decisión más difícil de su vida. En este caso, la invitación es a acercarse a un episodio de la historia de México que se vincula con una leyenda popular. 

 

El sábado 19 a las 20, también en la sala mayor del 1°piso del CPC, se verá la producción entrerriana de 2019 Ando cantando, de 90 minutos, dirigida por Guillermo Berger y pensada para un público más pre adolescente. Lo que más le gusta en la vida a Ana y Lucho es cantar con su banda, y están muy cerca de subir por primera vez a un escenario en el festival de fin de año que se hará en su escuela. Pero los miedos de Ana a cantar en público y la aparición de Delfina, la chica popular del curso, pondrán en peligro su debut. Ana deberá vencer sus miedos. Solo así sucederán las cosas emocionantes con las que sueña. La construcción narrativa y de personajes transcurren en la costa del río Uruguay, donde la historia fluye entre amores, bandas y sueños adolescentes. 

También en el FICERmóvil

 Durante el Festival, el Cinemóvil del Instituto Audiovisual de Entre Ríos (IAER) se encarga de conectar diversos puntos del territorio replicando el contenido de la programación que se desarrollará en el Centro Provincial de Convenciones y en La Vieja Usina. Además de las proyecciones de cortos y largometrajes de directores de cine entrerriano, nacionales e internacionales, es la oportunidad para participar de las funciones de la Sección Infantil con El libro de Lila (ópera prima de Marcela Rincón, Colombia). Luego de su paso del martes por Médanos (Gualeguay), el miércoles por San Justo (Concepción del Uruguay) y el jueves por Federal, los gurises de San Gustavo (La Paz) tendrán acceso libre y gratuito (al igual que en todas las actividades del FICER) a la función del viernes. 

Informes

Secretaría de Turismo y Cultura.

Gobierno de Entre Ríos.

Dirección: Gardel 42 – Paraná.

Teléfono: 0343 – 4207828.

Facebook: Cultura Entre Ríos.

Página Web: http://cultura.entrerios.gov.ar.

Página FICER: http://ficer.com.ar/.

Twitter/ Facebook/ Instagram: FicerOK.

Correo: ficerinfo@gmail.com.